Assassin's CreedUbisoft

Conoce los 3 dioses que enfrentarás en Las Pruebas de los Dioses en Assasin’s Creed Origins.

Anubis, Sobek y Sekhmet, las deidades más chipocludas del antiguo Egipto salen de las arenas del tiempo en Assassin's Creed Origins.

Los orígenes de los egipcios se remontan hasta tres mil años antes de Cristo, pero aún no nos queda claro cómo surgieron sus deidades más antiguas, como Anubis, Sobek y Sekhmet; dioses tan viejos como el mismo desierto a los que te podrás enfrentar como Bayek en Assassin’s Creed Origins, durante las Pruebas de los Dioses. Aquí te presentamos a algunos de los dioses con los que podrás medirte en los eventos de temporada.

Anubis

Una de las deidades más antiguas de todos los tiempos y sin duda, la más icónica del mundo egipcio. Inclusive, Anubis es la versión griega del nombre del dios, que originalmente se denominaba Anpu o Inpu, una palabra antigua relacionada con ‘el decaimiento’. Su rol tenía una importancia máxima para los egipcios: era la deidad responsable de vigilar los procesos de momificación y a los muertos, así como supervisar el balance entre el corazón de los difuntos y la pluma de Ma’at en la balanza Chonsu, y así permitirles el paso al Duat, o la tierra de los muertos, o arrojarlos al abismo para ser devorados por la terrorífica Ammut. Anubis era popularmente representado con forma humana y cabeza de chacal, su principal templo estaba en Menfis y fue adorado hasta el siglo II de nuestra era en Roma.

Te recomendamos:
Fecha de lanzamiento DLC Los Ocultos, Assassin’s Creed Origins
————-
Fecha de lanzamiento Assassin’s Creed Rogue Remastered

Sobek

También conocido como Sebek-Ra, Suchos y Soknapais, es el terrible dios cocodrilo que era considerado por algunos escritos antiguos como los textos de las Pirámides como el creador del mundo, que ascendió desde las aguas oscuras para crear el orden del universo, llevando la fertilidad a los valles y llenando el Nilo con su propio sudor. En el Oasis de Fayum, el templo dedicado a Sobek mantenía a un cocodrilo manso que era ataviado con joyas y alimentado con la mejor carne; su carácter era sagrado y era adorado como el representante del dios en la tierra. Sobek era usualmente representado como un hombre con cabeza de cocodrilo que portaba el cetro de Was como símbolo de poder.

Sekhmet

Una de las deidades más antiguas del banco del Nilo, su nombre proviene de sekhem, que significa poder o fuerza, así que Sekhmet, con su imponente cabeza de leona es conocida también como “La del poder” o “Aquella con poder”. Inclusive, es mencionada varias veces en los hechizos del Libro de los Muertos y es denominada como “La Señora del Terror” o “La Señora de la Vida” debido a su característica dual de fuerza destructora y curadora. Sekhmet era además la patrona de los sanadores y médicos ya que se decía que podía repeler las enfermedades y plagas; también era la protectora de Ma’at con el mote “Aquella que ama a Ma’at y detesta el mal”. Su principal centro de adoración se encontraba en Sekhmet-Hathor y además era la guardiana y patrona de los cazadores; su fiereza era tal que se creía que Sekhmet acompañaba en batalla al mismo faraón.

Estos tres dioses han vuelto para desafiar a los medjays más fuertes y puros, en el contenido adicional Trial of the Gods en el que podrás medirte con el aspecto destructor de estos dioses y sus esbirros para ganar recompensas legendarias como el cetro de Was, la espada Conductora de Almas, el escudo Protector de Tumbas y el arco de guerrero Balanzas de la Verdad.

Comentarios

han opinado.

Seguro te interesará:

Close
Close