Nintendo

Nintendo Switch llega a 10 millones de unidades vendidas en menos de un año

Por si alguien había dudado del éxito del Nintendo Switch, la cifra respalda uno de los mejores años para la compañía japonesa.

Hace algunos años en el lejano 2012 cuando Nintendo anunció al mundo el Wii U, muchos de nosotros nos quedamos un poco perplejos. La extraña evolución del Nintendo Wii, la exitosísima consola que llegó a rebasar los 100 millones de unidades vendidas, era un híbrido que nada más nunca llegó a hacer clic con la audiencia. ¿Por qué dos pantallas? ¿Por qué este estorboso control tamaño de una torta? ¿¡Por qué!? El resto de la historia todos la conocemos: La consola fue un fracaso rotundo para Nintendo, dejando a una base de fans con deseos de más, pocas unidades vendidas e inclusive Satoru Iwata disculpándose en algún momento por la falta de juegos en la consola. La losa parecía demasiado pesada.

Sin embargo, en marzo de este año Nintendo dio el gran salto al estrellato de nuevo, y vaya que lo ha hecho de una manera fascinante. El tan rumorado Nintendo NX se mostró al mundo como el Nintendo Switch, y de nuevo las sonrisas aparecieron en las caras de los gamers gracias a la innovación y dedicación que había puesto la compañía japonesa en su nueva consola. El concepto, la ejecución, diseño, prácticamente TODO era funcional y perfecto para la manera en la que los jugadores  estaban interactuando con el gaming hoy en día. En un creciente mercado móvil dominado por los celulares y la carrera por el poder y gráficos entre el Xbox One X y PlayStation 4 Pro, Nintendo decidió hacer lo que sabe mejor: divertirnos.

Poniendo toda la carne al asador con un gran roster de juegos, no es sorpresa que este primer año haya llevado al Nintendo Switch a la cifra de 10 millones de unidades y cerca de derrocar la patética cantidad de 13 millones totales que obtuvo el Wii U en toda su existencia. The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Super Mario Odyssey, Splatoon 2, Mario Kart 8 Deluxe y la llegada de varios títulos exitosos de terceros desarrolladores fueron una fórmula bien pensada por Iwata, su sucesor Tatsumi Kimishima y el resto de la corte celestial de Nintendo. El 2018 pinta para ser también un año sólido con un juego como Kirby Star Allies, Bayonetta, Bayonetta 2, el nuevo Yoshi, Wolfenstein II: The New Colossus, Mega Man 11, PROJECT OCTOPATH TRAVELER y Shovel Knight: King of Cards. 

Solo el tiempo dirá si el hype inicial de la consola le es suficiente, pero vaya que es un inicio prometedor que ha superado algunas cuestiones que podrían haberlo frenado como el bendgate, los archivos de guardado intransferibles y la limitante capacidad de almacenamiento del sistema. Esperemos que Nintendo sepa mantener esta gran inercia y continúe divirtiéndonos y enamorándonos nuevamente con esa marca que parecía alguna vez sepultada en sus propios errores.

Comentarios

han opinado.

Close