BethesdaElder ScrollsNintendo

Reseña y Análisis The Elder Scrolls V:Skyrim para Nintendo Switch

El gigantesco mundo de Skyrim ha llegado a la pequeña y móvil consola de Nintendo. Aquí te dejamos nuestro veredicto.

The Dragonborn comes

Skyrim es un juego que lleva dándonos de qué hablar desde hace 6 años cuando salió por primera vez. Esta vez nos llega el mismo Skyrim que amamos con todo su contenido adicional (excepto mods) pero con nuevas propuestas como la portabilidad.

La experiencia de Skyrim comienza con la creación de personajes, que aunque considero que es buena, tiene campo para mejorar como Fallout 4 nos demostró, pero tomemos en cuenta que Fallout 4 es un título que salió más reciente, así que tampoco podemos comparar al 100%. Una vez que ya pasaste horas debatiendo qué raza quieres ser y cómo quieres que se vea tu personaje, por fin podrás comenzar el tutorial en donde la primera misión te enseñara lo básico que necesitas saber y te mostrara lo básico de la historia.

En la quinta entrega de la saga de los Elder Scrolls juegas como el Dragonborn que puede absorber el alma de los dragones que mata para hacerse más fuerte. Skyrim nos lleva a la helada tierra de, válgase la redundancia,  Skyrim, donde una guerra civil y la amenaza de los dragones te mantendrán al filo del asiento, esto por supuesto si haces las misiones de historia. Una vez que eres libre de hacer lo que quieras, procedes a caminar hacia donde te indica el marcador, pero ¡Oh, sorpresa!: hay algo en tu camino, una ruina o una cueva o un calabozo. Si eres curioso como yo no resistirás las ganas de entrar y aquí es donde comienza de verdad tu aventura. Skyrim es un mundo abierto bastante grande pero que nunca se siente vacío. Al contrario hay tantas cosas que casi siempre te distraes. Es por esto que considero a este videojuego como el gran rey de los perros de cola peluda.

Para quien no entienda la referencia aquí un video (segundo 20 si sólo quieren la referencia):

Esta es una de las más grandes virtudes de Skyrim así como una de sus principales fallas. Por un lado tienes un mundo donde va a ser difícil que te quedes sin cosas que hacer, pero al mismo tiempo las distracciones son tantas que la historia muchas veces pasa a segundo plano. La razón por la que puede suceder esto es porque a menos que tú no hagas algo en específico la historia no avanza. El mundo puede estar en peligro pero si el Dragonborn no entrega la tableta que trae la existencia seguirá intacta como la conocemos. Pero no me malinterpreten, no me estoy quejando de la cantidad inmensa de contenido, es más lo aplaudo. Lo que me hubiera gustado es un recurso narrativo que le diera un un sentido de mayor vitalidad a la historia debido a que es buena y mucha gente puede perdérsela en el mar de misiones.

Matando dragones con estilo

Ya que cubrimos un poco de lo que es Skyrim es hora de hablar de que nos trae de nuevo en el Switch. Lo principal, como mencioné al principio, es la portabilidad. El poder jugar Skyrim en cualquier lado es algo que de verdad se agradece.

Los paisajes siguen siendo espectaculares

¿Pero cómo se ve Skyrim en la pantalla del Switch? Muy bien considerando la edad del juego. Para de verdad experimentar la portabilidad he jugado la mayor parte del tiempo en modo portátil y debo decir que corre de maravilla. Los tiempos de carga son cortos y el framerate no se sintió que tuviera problemas. La verdad es que esto era algo que ya esperaba, ya que al tener un juego de hace 6 años en una consola nueva lo mínimo que esperas del es que corra bien. Parece que quiero minimizar el punto, pero tampoco quiero quitarle merito ya que otras entregas (se dice el pecado no el pecador) no cumplen con este requisito básico. En términos de batería dura más o menos lo mismo que si jugaras Zelda en modo portátil (alrededor de unas 2-3 horas).

Hablando de Zelda, Skyrim es compatible con Amiibos con los que puedes conseguir ítems del Zelda Breath of the Wild, los cuales te llegan al azar al usar el poder de las figurillas portátiles en el menú de magia. Éstos incluyen el Hylian Shield, Master Sword y la túnica de campeón de Link del último título, y en caso de que uses otros Amiibos el cofre traerá objetos más básicos.

resena-analisis-the-elder-scrolls-v-skyrim-nintendo-switch-cofres-zelda-amiibo

Otro punto importante a mencionar es el uso de los controles del switch como los motion controls. En general funcionan como era de esperarse: bien. Para lanzar hechizos o apuntar con tu arco pueden ser bastante divertidos e intuitivos, pero para el combate cuerpo a cuerpo la verdad preferí usar los controles normales. Tal vez no me acostumbré o ya estoy muy viciado, pero pues no fueron lo mío. Para lo que de verdad brillaron los controles de movimiento, fue para abrir puertas con candado. Este es un minijuego que se vuelve más divertido gracias al buen uso de los controles y a las vibraciones que ayudan a la inmersión.

En conclusión, Skyrim para Switch es un buen port que nos permite llevar nuestras aventuras a cualquier lado. Si tienes un Switch y no has jugado Skyrim, esta es una gran oportunidad para vivir esta gran experiencia (y para los veteranos como yo, revivirla).

Pros

  • Gran cantidad de contenido
  • Portabilidad

Contras

  • Los bugs de siempre
  • La historia puede pasar a segundo término

Recomendado para este tipo de jugadores:

Explorers

(Si no sabes qué tipo de jugador eres, checa este artículo)

Plataformas

Fecha de lanzamiento

17 de Noviembre de 2017

Comentarios

han opinado.

Seguro te interesará:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close